Los pendientes…y los agujeros de serie…

Este es un post escrito en 2013, tema vigente de forma continua, sigo pensando más o menos lo mismo (no he tocado ni una coma, se nota que he crecido y evolucionado desde entonces), la pequeña al final se hizo los agujeros cuando quiso, en mi tatuadora de confianza.

 

Ando a vueltas con el tema pendientes.

No las cosas pendientes que tengo, que también daría para un post, o un par de ellos, sino los adornos decorativos de las orejas…vale…y de otros sitios pero me centrare en los de las orejas.

Si, si, esas cosas tan monas que se cuelgan en las orejas y para las cuales necesitas un mínimo de dos agujeros, uno en cada lóbulo de cada oreja y que antaño se ponían por sistema, hasta sin preguntar a los padres. Luego tu cuando LO DECIDES te haces más, hasta decenas de ellas si te gusta el piercing corporal.
Ando a vueltas, porque el Yang y yo decidimos en su momento que la peque ya traía de serie al nacer todos los agujeros que precisaba para la vida y nosotros no éramos nadie, para perforar sus orejas sin contar con su beneplácito y permiso.
No hemos querido ponérselos nunca, nos ha dado igual lo que nos dijeran familiares y amigos, porque igual que le respetamos otras opciones, optamos porque su cuerpo es suyo y cuando quiera ya se los hará…pues resulta que ahora se los quiere hacer y me ha tocado investigar un poquito el tema.
Pongo en antecedentes, la Sirena tiene tres años y medio cumplidos de diciembre, y no tenemos muy claro si la idea salió sola de su cabeza, o se la susurraron y ha terminado por salir esa idea. Estando en navidad en Gijón para pasar las fiestas, un día amaneció de un salto, diciendo «Quiero pendientes en mis orejas! dos agujeros aquí (y se tocaba una oreja) y dos agujeros aquí (y se tocaba la otra).
Fue tan espontanea su petición, que decidimos esperar un tiempo, que pasaran las fiestas y darle un margen para pensárselo con detenimiento…todo el detenimiento que se puede tener con tres años y medio. Le explicamos cómo se hacen los agujeros, y le mostramos un par de vídeos  y le dijimos que a la vuelta a Madrid, volveríamos a charlar del tema.
Hemos vuelto ya hace semanas a casa y el tema se ha tocado varias veces. ¿Por qué no los tiene ya? porque yo quería tener toda la información en la mano y quería que estuviera segura que la decisión es suya, de ponérselos o de no hacerlo.
Esta mañana aun me ha pedido el «vídeo del pendiente», que no es ni más ni menos, que un vídeo en YouTube sobre como se coloca correctamente un pendiente en una oreja.
Sé que mucha gente leerá esto y dirá «Pues que tontería  de pequeños no les duele nada y es un momento, con la pistola es un segundo en la farmacia»…discrepo, discrepo en cada una de las partes de la aseveración y la vamos a destripar y así me explico punto por punto.
·                     Pues que tontería
Tontería el que? el esperar a que tomen sus propias decisiones? 
Tontería el que? en no agujerearle SU cuerpo (OH! sorpresa!! las orejas forman parte del cuerpo) sin permiso?.
Tontería porque como es habitual se tiene a ningunear las decisiones y opciones de los niños y se toman «por su bien» algunas de forma errónea  yo no veo que «bien» tiene el hacerle los agujeros de las orejas recién nacidas a las niñas, pero si que tiene consecuencias negativas que es mejor aplazar por un tiempo y que van mas allá del tema decisiones o dolor, que explico más abajo de la mano de un veterano profesional del tatuaje y el piercing.
·                     De pequeños no les duele nada
Ya claro y que mas? Ni sufren, ni padecen…anda ya!! claro que les duele! pero no saben expresarlo y si lo expresan no lo «entendemos». Para esto os cuelgo un enlace de un artículo de Lola Rovati, para la web www.bebesymas.com, «El feto siente dolor a partir de la semana 35 de gestación  apoyado en un estudio. Si siente dolor un feto de 35 semanas, ¿como no lo sentirá un bebe recién nacido?.
·                     Con la pistola es un segundo
Pero tú sabes lo que es una pistola de perforaciones de perforaciones, alma de cantaro?
Pues yo te lo explico tal cual me lo han explicado a mi. Este utensilio se diseñó para perforaciones en lóbulo de oreja, pero la falta antiguamente de otros métodos de perforación llevó a utilizar este sistema para perforar otras partes del cuerpo como por ejemplo la nariz, pero no sin riesgo, porque como hemos dicho este sistema está diseñado intrínsecamente para lóbulo de oreja. Los más cautos esterilizaban las pistolas en inmersión de glutaraldehídos para utilizarla después para la perforación nasal, pero los riesgos eran múltiples, mas tarde apareció en este país los procedimientos de piercing que también tuvieron una mala entrada, debido a que estos procedimientos no estaban pulidos y encima había una carencia total de pendientes ergonómicamente aceptables. Poco a poco los procedimientos y materiales utilizados en los piercing han ido mejorando demostrando que es una forma salubre y segura de realizar una perforación en nuestro cuerpo. Llegados a este punto queda la pistola, en comparación al piercing,  relegada a un método inseguro, antihigiénico, lesivo y peligroso al poderse convertir en vehículo de virus. Para constatar este aviso de peligro,  es necesario entender el funcionamiento de una pistola de perforación para darse cuenta de lo que estamos arriesgando al utilizar este método.
La pistola está compuesta por una parte que es la que impulsa el pendiente alojado en una fresilla, para posteriormente atravesar nuestra piel, y por otro lado está una especie de soporte, “ballestilla”, que sujeta la tuerca para encontrarse con el pendiente que ha atravesado nuestra piel y encajarse en él. Esta ballestilla es la que inevitablemente toca nuestra piel, así los riesgos de infección micótica son elevados si no se limpia dicha ballestilla con productos específicos. En el caso de que la pistola fuera utilizada para perforaciones en nariz el peligro aumenta considerablemente, debido a que esa ballestilla estaría tocando fluidos corporales nuestros, la mucosa y muy fácil sangre debido a la gran cantidad de personas que tiene ulceradas las fosas nasales, debido a catarros, gripes, consumo de cocaína, etc, y esto hace que el intercambio vírico sea completamente posible, por lo tanto el contagio de sida y hepatitis se hace posible.
Existe en el mercado pistolas que las ballestillas son desechables en cada uso, pero una cosa tengan en cuenta, la perforación con pistola es lesiva observada desde la misma forma que se introduce el pendiente en nuestra piel, de golpe y machacando los tejidos periféricos causando una inevitable inflamación. En piercing sin embargo se utiliza una aguja que penetra perforando limpiamente en nuestra piel sin ocasionar daños ni lesiones, para colocar después un pendiente con una ergonomía adaptada a la zona perforada.
Debido al peligro de las perforaciones con pistolas, comunidades como la Cántabra a prohibido la utilización de las mismas para la práctica de perforaciones en piel. Dicha prohibición podrán cotejarla en el decreto 72/2006 del 16 de junio que regula las practicas de tatuaje, piercing, micropigmentación y otras prácticas similares, concretamente en el capítulo II, en la sección de instrumental de trabajo apartado 3, y dice así:

“No se podrán utilizar los denominados lápices corta-sangre ni las pistolas perforadoras”.
·                     En la farmacia
Venga ya! y si quiero comprarme un par de zapatos me voy al carnicero?, cada gremio lo suyo, y los farmacéuticos no tienen formación ni experiencia alguna en perforar orejas. Que si, que la farmacéutica de debajo de tu casa lleva 35 años poniendo pendientes y no ha pasado nada…pero lo hace con pistola…y te remito al punto anterior…no es lo mejor ni mucho menos…y no es más barato, por si las dudas, en un buen estudio de tatuaje está entre 10/12€ por agujero…y no me parece mucha inversión…se trata de tu hijo…
ES SU DECISIÓN, y a cualquier buen experto del tatuaje y el piercing que le preguntes como poco te dará tres motivos de peso para no hacerles los agujeros al nacer, al margen del cuarto motivo explicado, esperar a que te lo pidan.
Por ejemplo, David Pico, piercer de FLASHB BODY FASHION nos da esos tres motivos por los cuales desaconseja la perforación de orejas a los bebes al nacer.:
En 1º lugar tenemos que saber que nuestro bebé goza de un sistema inmunológico prestado por la madre a través de la placenta durante la gestación y dicha defensa se prolonga unos 6 meses mas, por eso es tan común las infecciones en esa edad sobre todo en niños que no reciben lactancia materna. Pero con lactancia o sin ella un bebe tiene un sistema inmunológico que desarrollar y fortalecer, así que cualquier trabajo añadido que se dé intencionadamente a sus débiles defensas es un completo error.
En 2º lugar durante la etapa infantil hasta la madurez el cuerpo se desarrolla y en ese desarrollo los tejidos se multiplican y expanden en una dirección u otra, de ahí que sean muy comunes las perforaciones mal centradas en la edad adulta.
En 3º lugar cuanto mas tiempo se tenga pendientes puestos, progresivamente mas se dilataran las perforaciones, siendo muy común ver a chavalas muy jóvenes con las perforaciones rasgadas.
Y por último expresaré otra razón, pero esta es una razón ética y intrínsecamente mía, creo que el cuerpo debiera ser como un templo en el cual cualquier modificación o suplemento debiera ser elección única del dueño del mismo, yo no me veo con derecho de atentar contra innata imagen de un bebe añadiendo elementos decorativos en su piel, sin tener autorización ninguna por su cuenta.
A menudo me preguntan los padres que cuando es la edad apropiada para hacer los pendientes a su hija/o y yo siempre respondo lo mismo:
¡Cuando por su boquita te lo pida!
Y ya está, seguiré buscando información y en algún momento, cuando ella lo pida en firme iremos, y se hará sus agujeros, en un estudio de tatuajes&piercings de calidad, con aguja y con sus pendientes de calidad de acero quirúrgico, de momento lleva unos días diciendo…que otro día si eso.

El caso es que cada uno haga con las orejas de sus hijas e hijos lo que quiera, pero conociendo y teniendo toda la información. Y eso que no entro al estereotipo de «marcar» a las niñas…eso para otro día.
He hablado y consultado a Laura, de Itai Tatoo en Alcorcón (mi tatuadora).