Los niños buenos no lloran.

Los niños buenos no lloran, desde el otro día me retumba esta frasecilla porque ya la hemos escuchado unas cuantas veces desde que nació Erik y voy a ser muy poco correcta en este post, tan poco correcta como aquellas personas que no se paran a pensar antes de hablar o no miden como hablan de una persona que esta delante y presente aunque sea una persona de un mes de edad.

Este es un post que se publico hace tiempo, de forma original para el blog de Asesoras Continuum, puedes leer el resto el artículo pinchando aquí debajo…

Los niños buenos no lloran