Comprando una maquina de coser

Si has decidido comprar una maquina de coser, y has mirado un poco online, incluso si te has acercado a una tienda física para verlas, habrás visto que la variedad, tanto en maquinas, como en características y precios es tremenda, absolutamente desconcertante y en ocasiones, intimidante.

Vamos a ver varias cuestiones a tener en cuenta para que la maquina que llegue a tu casa, se use, y no acabe en un armario, y también para que realmente cumpla con las expectativas que has puesto en ella.

Lo primero de todo, es plantearte para que quieres la maquina de coser, porque no es lo mismo comprar una maquina de coser para coser unas cortinas, que para coser vaquero, no es lo mismo si ya has tenido maquina antes o es la primera, ni es lo mismo si solo quieres hacer cosas muy sencillas o tienes intención de comenzar un proyecto o emprendimiento para el que necesitas manejar y dominar la maquina de coser.

No soy muy amiga de la típica sentencia de comprar una maquina sencilla para aprender y luego ya veremos, porque si te pones un poco en serio con ella, resulta que te habrás quedado corta muy pronto, desde luego que no comenzaría con una maquina de 3.000€ (que las hay) pero no con una maquina tipo cadena sueca por 70€, porque al primer bajo de vaquero que subas, te vas a comprar otra.

Debes tener claras varias cuestiones:

  1. Las maquinas de coser son caprichosas, te tocara aprender los trucos de la tuya en particular. Muchos de ellos no vendrán en el manual, los iras pillando poco a poco, en el día a día, así que paciencia, mucha paciencia, tú llevas la maquina, no ella a ti.

  2. Las maquinas de coser necesitan un mantenimiento continuo, pero puedes hacerlo tú si sabes como, debe ser completo y exhaustivo, de lo contrario tu maquina te dará problemas, en breve. No necesitas muchas herramientas para un mantenimiento adecuado y es sencillo, lo que si debe ser es continuo y minucioso.

  3. La maquina de coser necesita un sitio para estar, por muy portátil que sea, no es demasiado recomendable moverla en exceso, a ser posible siempre protegida con su funda, el polvo ambiental es un gran problema para ellas. Date una vuelta por tu casa y piensa donde tendría su sitio de guardado y de trabajo.

  4. Tu maquina de coser necesita ser ajustada, conocer como se ajustan cuestiones tan sencillas pero importantes, como ambas tensiones o como funcionan todas sus opciones es básico para sacarle todo el rendimiento. De poco te valdrá si te compras una maquina de coser fabulosa si luego no le sacas buen partido

Lo ideal es que la puedas ajustar tú, mantener tú sola, conocer la maquina y sus accesorios a fondo y sacarle el mayor jugo posible.

A la hora de ir a mirar por primera vez una maquina de coser, con intención de traernos una para casa, hay varias cuestiones técnicas que si conocemos previamente, no parecerá que nos hablan en otro idioma en la tienda, y si la buscamos online, podremos saber a que se refieren en tal o cual web.

Otra cosa a tener en cuenta es el presupuesto que quieres destinar (calcula unos 200€, si luego es menos genial, pero al menos marca un mínimo y un máximo), tienes maquinas de gama baja-media-alta que no siempre correlacionan con sus precios, pero para una primera maquina yo iría sobre seguro a marcas más conocidas de forma general. Lo que si es complicado es comparar precios entre distintas grandes superficies, porque no tienen las mismas maquinas, suelen ser variaciones del mismo modelo y eso hace difícil comparar maquinas y precios.

Voy a darte tres consejos concretos para tener en cuenta a la hora de decidir hacer esa inversión en una herramienta tan peculiar.

  • PRIMER CONSEJO, conocer que puede llevar o no una maquina de coser de forma básica y ver que te viene bien a ti y que puede ser prescindible, te ayudara a que la compra, una inversión relativamente grande, sea la adecuada para ti y lo que tu quieres hacer. Vamos a ver cuales son las características técnicas más habituales, esas que pueden hacer que te decantes por una maquina u otra:
  1. Doméstica o Industrial, esto es fácil, depende directamente de lo que quieres hacer con tu maquina. No siempre las industriales son más complejas, pero si van más a lo imprescindible, no suelen ser transportables con lo que tendrás fija en una bancada o mesa, y tendrá unas puntadas muy limitadas, pero las imprescindibles para hacer cualquier cosa, dispondrán de motores mas potentes y son estéticamente menos agraciadas, más caras. Si quieres una maquina para trabajar bastante, pero para cosas de tu casa, de los tuyos, con una domestica buena estas servida, porque ademas te permitirá poder guardarla cuando no la utilices. Yo he trabajado con ambas, pero mi opinión a este respecto cuenta a medias, porque yo le he dado uso de doméstica a una industrial, y uso industrial a una buena doméstica, no es la norma, pero las normas ya sabes, a veces están para romperlas. En algunas tiendas buenas de maquinas, tienen sección de segunda mano y suelen ser industriales, no las descartes si tienes un espacio fijo de costura.
  2. Electrónica o Mecánica, te encuentras ahora en mercado con maquinas eléctricas y maquinas mecánicas, las primeras suelen llevar menos prestaciones en cuanto a puntadas pero las segundas son mucho mas sencillas de mantener y mucho menos delicadas en funcionamiento y ajuste, debes pensar muy bien cual te conviene. Las segundas suelen estar también en rangos más económicos, con un menos presupuesto en ocasiones te encontraras maquinas mejores que electrónicas más caras.

  3. Potencia o Voltaje del motor, con menos de 75w estas perdida, en cuanto tengas que coser un tejido más grueso o más capas de tejido fino, la maquina no responderás como esperas. Probarla en la tienda y escuchar su sonido es muy buena idea, no debe ser ruidosa, y el sonido que emite debe ser continuo, no a tirones, ni con chasquidos, buscamos un sonido monótono y bajo. Según mi criterio, por debajo de esa potencia, es un juguete no una maquina de coser de veras.

  4. Tamaño de la maquina, ten en cuenta el tamaño, sobre todo con relación al hueco donde tú trabajaras con ella y donde la guardaras, el tamaño suele ser bastante estándar, pero es verdad que si lleva un brazo supletorio o accesorios que la hagan más voluminosa debes tenerlo en cuenta. Es buena idea tener las medidas del hueco de trabajo/guardado anotadas.

  5. Características generales, son todas aquellas que las maquinas llevan añadidas y que sinceramente te hacen la vida mucho más fácil en el trabajo con ellas, las que te expongo a continuación no son todas, pero si las más interesantes:

    • Brazo libre, lo llevan casi todas, incluso en ocasiones hasta un brazo o mesa de trabajo suplementaria añadida, es interesante para coser piezas circulares con un tamaño reducido, como puños, bajos de pantalón. Para mi un imprescindible, porque te da dos alturas/anchos para poder trabajar la labor. La mesa extra no siempre es muy cómoda, para mi no es determinante, si la maquina carga la canilla de forma superior y la mesa la deja libre si es más cómoda, si es de carga frontal y la mesa la bloquea, te toca quitarla cada vez que cambies canilla y se hace más engorroso, depende de tu trabajo también, para acolchados en patchwork es muy cómoda por ejemplo.

    • Doble velocidad, en muchas ocasiones las maquinas llevan una sola velocidad que tú regulas como en el acelerador de un coche con el pedal de la maquina. Otras veces, aun con el pedal de la maquina tienen dos velocidades, normalmente una maquina domestica funciona de la primera forma, las industriales o maquinas más completas si traen a veces dos velocidades. ¿Las necesitas? Normalmente no, pero si eres muy habilidosa en ocasiones una sola velocidad se te queda corta para cuando vas con el automático mental puesto en una labor continua.

    • Carga de la canilla y canillado, las maquinas suelen cargar la canilla de forma frontal o superior, no creo que una forma sea más cómoda que otra, quizás la carga superior sea más ágil que la frontal. La canilla es una parte importante de la maquina, y el portacanillas más, marca una de las tensiones de la maquina, normalmente llevan portacanillas las de carga frontal y es automático en las superiores. Que te enseñen las dos formas y puedas probar tú, y ver como se monta el hilo en una canilla también estaría muy bien. Luego las canillas pueden ser de plástico o acero, eso es tu maquina primero y tus preferencias después, quien lo decide, yo prefiero las de acero inoxidable.

    • Tipos y número de puntadas, esto en muchas ocasiones nos emborrona la idea que llevábamos en cuanto a nuestra maquina, nos dicen que esta tiene chorrocientas puntadas y picamos, para luego usar las mismas que hubiéramos usado en una maquina mejor, pero con menos puntadas, si hace ojales, recto y ziz-zag en distintos largos y anchos ya tenemos más que suficiente para arrancar, a partir de ahí, todo lo que venga a mayores siempre que no redunde en perder otras cuestiones, bienvenido sea.

    • Posibilidad de aguja gemela, algunas maquinas te da esta opción y otras no, es una utilidad que si tienes usaras mucho, pero si no la tienes no la notaras en falta. Prescindible pero chula si la trae incorporada, te permite hacer dos puntadas al mismo tiempo y esto es más útil a nivel decorativo que a nivel práctico.

    • Posibilidad de hacer ojales, esto es imprescindible y si puede ser automático mejor que mejor, llevara un prensatelas especial que incluso en ocasiones te permite ajustar el largo del ojal al tamaño del botón que quieres usar. Algunas maquinas tendrán ojales en cuatro tiempo y otras lo tendrán automático, la mayoría de las domesticas serán de la primera forma. Solo a los ojales podríamos dedicarle un post completo o una serie.

    • Doble altura para los prensatelas, esto es especialmente útil si tienes claro que vas a coser piezas de distintos grosores, porque te sera mucho mas ágil y cómodo si el brazo del prensatelas tiene dos alturas que si solo trae la altura estándar. ¿Es necesario o imprescindible? Ninguna de las dos, es recomendable, pero no sera factor decisivo, claro esta dependiendo de para que quieres la maquina.

  6. Acceso para limpiar y engrasar, que sea cómodo y fácil acceder al interior de la maquina para poder limpiar, aspirar, soplar y engrasar, que te enseñen por donde se abre. Esto evitara que una tarea de mantenimiento tan sencilla como quitarle las pelusas que se quedan de las fibras de la tela, restos de hilos o cambiar simplemente la bombilla no sean un mundo.

  7. Accesorios, no me refiero a tijeras, hilos, etc. Me refiero a los prensatelas o herramientas que trae la maquina, aquí cuantos más mejor, pero no solemos preguntar por ellos, anotar que accesorios lleva incorporados la maquina cuando preguntes, sobre todo que lleve para ojales, para cremalleras, tenlo en cuenta, es un plus.

  • SEGUNDO CONSEJO, dedica unos minutos a sentarte y anotar en un papel que quieres de la maquina de coser, de que no puedes prescindir y que te gustaría que hiciera a futuro, para no quedarte corta con la maquina que compres. Puedes hacer incluso un esquema técnico de que quieres tener, como imprescindible, necesario, deseable o prescindible. Te ayudara el tenerlo claro.
  • TERCER CONSEJO, busca una tienda especializa de maquinas de coser, y vete a preguntar directamente allí, en la mayoría de los casos, si compras allí la maquina te darán un mini-curso acelerado de como funciona y eso ayuda mucho. Si optas además por un centro especializado tendrás otra ventaja y es que en caso de devolución, cambio, avería o reparación es todo mucho más claro y cómodo para ti porque ya sabes donde recurrir de forma directa

Dicho todo esto, espero que des con tu maquina ideal, se venga contigo a casa, y vuestra relación sea maravillosa, de esta forma podrás disfrutar de todo lo que a tu mente se le ocurra y a tu corazón se le apetezca.

Y si queréis recomendaciones, os dejaré varios enlaces a máquinas (de coser y remalladora) que me gustan y he usado.

Máquinas de coser:

Remalladora:

Seguiremos hablando de costura, los siguientes post serán una serie de donde comprar telas.